Entre barba y nuca

Miguel es de esos tipos que andan por ahí sin nada mas que sus manos, sin nada mas que sus letras. Guarda algunas canciones entre sus libros, algunas mujeres entre sus sábanas, algunos tragos amargos para los días fríos. Lo mas apreciado en su colección de talentos inútiles es tener la risa de una mujer entre barba y nuca. Siempre la llevaba ahí, entre barba y nuca, en ese espacio se conjugaba exactamente lo que Lucia le representaba, el sexo y el amor.

Lucia, por su parte es una mujer simple, tanto; que su simpleza, evocaba una complejidad inexacta, amorfa, intrigante y sutil. Suele despertar, observando sus manos, las miras por un rato y jura que aunque manipula sus movimientos no le pertenecen. Prefiere observar las cosas que las personas, y es por ese mismo motivo se acopló tan bien a Miguel, pues este jamás la observaba directamente a los ojos. Miguel lo lamenta pero a Lucia no le importa, sabe lo que es sentirse, como avergonzado, y sabe que Miguel se avergüenza por idolatrarla tímidamente, por desearla con pasión medida.

Miguel solamente la mira cuando ella cuenta las hojas de los sauces, cuando vigila los pasos del escarabajo, cuando absorta en la lectura de un libro deja de escucharlo, y esos momentos le son suficientes si cuando llegan a la cama cierran los ojos, las puertas y ventanas, apagan las luces y se dedican a jugar a los ciegos, tan imperfectos, tan interminables. Se da cuenta de cuan mágicas son las terminaciones epidérmicas, térmicas, olfativas, gustativas, nerviosas, cuan sencillo es tener a Lucia entre barba y nuca, cuando la primera le raspa la espalda llena de constelaciones cósmicas y cuando sobre la segunda siente el suave respirar de una noche satisfecha.

Miguel lo sabe, no necesitan mirarse, nunca, y para siempre Lucía pertenece a ese espacio áspero como barba y suave como nuca

Comentarios

Esta historia me recuerda a una pareja de amigos a los que amo mucho, cuando él me contaba que ella quería hacer casi todo con los dedos de los pies, abrir un libro, cerrar la cortina.,,y a él eso le hacia reir, yo nunca entendi porque esas historias se termiann tan pronto, y luego si, mi aigo dice que asi como en el jardín devastado ..los valientes no son los que se quedan sino los que se van.
Belman dijo…
Hay quienes escriben de lo extraordinario de aquello que sale del comun y por ello se recuerda, pero tambien hay quienes escriben sobre las extraordinarias cosas que de ordinario suceden, aqui es donde entra tu historia querida amiga. Sometida al terrible influjo de la cotidianeidad extraes algo no tan cotidiano pero si muy hermoso, sigue asi. ;)
ilich dijo…
relaciones asi no son para siempre, pero que más da? yo tampoco lo soy.

me evocste recuerdos bellos y deliciosos, un beso apra ti.
**aeromusa** dijo…
Miss M.
Por que di duraran mucho los periódicos tendrían sólo noticias de incencidios... extra extra dos amantes calcinados por sus diferencias... las noticias asi son mas amables
Beso calcinado

Belman:
Lo común me parece extraordinario, a ti no? por eso comúnmente me acuesto con el recuerdo de lo que pudo ser me arropo bajo las sábanas y le abrazo por si hace frio...
Besito ordinario

Ilich:
Que es para siempre, nada
por eso este amor es nada, si no nada se ahoga, pero que rico no?
Beso eterno

A*

Entradas populares