7.1 ESCALA RICHTER




A veces uno va por ahí perdiendo todo
Las horas, la fuerza
El amor por la patria, la voluntad de vivir.

Y es que a veces uno va por ahí como antorcha encendida
A punto de quemarlo todo, lleno de locura
Ternura y rabia
Corriendo con paso oscuro y vacilante
Creyendo que lo sabemos todo
Y no sabemos nada.

A veces en este país de soñadores
Que no se atreven a despertar y vivir
Escuchas a lo lejos el gemido provocado por los inhumanos
Que laceran la carne ajena dejando
Cicatrices en tu alma.

Y el primer destello del alba
Se rompe con la agonía de la inocencia
Todas las noches del mundo subsisten
En el vacío que dejan los desparecidos
Las muertas
Los niños del crimen organizado
En el país del no pasa nada
Aquí no pasa nada.

Donde el tuerto es rey
Los que abren los ojos caminan con miedo
Con un pie adentro de la viscosa muerte
Y uno no sabe nada,
Porque uno debe callar y no saber nada
Porque todo lo que se dice son órdenes,
Ruegos, perdones, súplicas, consignas.

Y uno debe ignorar la mirada de compasión
Alejar la inocencia y caminar en la selva de
Concreto con paso temeroso, triste
Vencido por las instituciones y
La hipocresía de los que gobiernan.

Y uno marcha al trabajo día a día
Creciendo la apatía al dolor ajeno
En el sordo zumbido de las noticias amarillistas
Entre la indignación tibia, crecida por el alcohol y las drogas
Detrás de las redes virtuales y su pueril anonimato.

A veces uno camina con el corazón atravesado
Por las espinas de esta patria perdida
Amargada por el laurel de la derrota:
El ya merito, el sí se puede.

Madre Patria, también fuiste hija abandonada
Olvidada por tu gente, ultrajada por los grandes canallas
PRI, PAN, PRD o el partido que les venga en gana
Toda esa punta de malparidos tienen nombre y apellido
Hay que gritarlo hasta desgarrar la impotencia
Porque la infamia tiene nombre y apellido.






Pero a veces
Solo a veces
Muchas veces
Uno camina y se llena del olor a tierra mojada
Tierra que no ha sido mancillada por el concreto y la avaricia
A veces alcanzas la intocable bondad de las casa viejas
Y la risa de los niños intrépidos que gobiernan las calles
Jugando futbol.

Y saludas a los amigos
Y besas a los amantes
Y observas a la gente sobreviviendo a este infierno
¿En qué país vive uno?
¿Dónde impera el silencio y el llanto?
¿Dónde todo lo que se ama duele?
¿Qué es este idioma que no entiendo?
¿Qué me llena de esperanza, rabia, lágrimas y una sonrisa chueca?

Fue necesaria la caída de los muros, para desnudar las verdades
Fue necesario el retiemble en sus centros la tierra
Y ver el árbol deshojado, y las escuelas rotas
Para encontrar el corazón de nuevo.
Y como ave fénix
Yo que era bomba de tiempo
A punto de incendiarlo todo
Ahora me quemo en el amor ajeno
En la bondad de los desconocidos
En las manos que dan auxilio
Y la dulzura de mi madre haciendo sopa de fideo.

Entre las cenizas, escucho a los más jóvenes caminar
Abren los ojos sin miedo
Porque van acompañados, y quieren cambiarlo todo
Y no sollozan su destino
Lo exigen, y su fortaleza es sangre, sudor y fuego.

Y van caminando agonizantes de dolor y furia
Mientras derrumban los castillos del tirano analfabeta
Y no quieren comprar nada, porque han derretido
Al becerro dorado del capitalismo
Porque ya lo tienen todo aunque no se den cuenta
Y ellos vibran, y el corazón me vuelve a palpitar.

Y yo que he perdido todo, mis hermanos
Que he vagado quejumbrosa y amargada
Que no tengo fe, ni esperanza
Deambularé con ellos, triunfal
Porque la vida sigue
A pesar de todo
Por encima de ellos
A pesar de ellos
Después del Armagedón

México, seguirá siendo México.


Y ahora entiendo a tus poetas consagrados
Y el éxtasis de  los extranjeros por tu vida
Y sé que vale la pena hermanos
Levantar un puño porque aun estamos vivos y gritando
un puño arriba mis hermanos.

Qué viva México, qué viva.


Septiembre, 2017.



Texto desarrollado a partir de Efraín Huerta quien amó profundamente a la Ciudad de México.

Comentarios

Ya tenía rato.. Tuvo que retumbar en su centro la tierra... Pero valió la pena la espera. Así sí vive México :-)

Entradas populares