Cuento corto

Audrey Kawasaki







Nos conocimos todo,
Pero por poco tiempo.
La vida nos inundó en un beso salado bajo la lluvia fría de marzo.
Nunca llovía en Marzo,
Y nunca me volví a enamorar.











El corría como loco por la calzada central
Perseguido por sus demonios y mujeres.
Escapaba y la gente decía que no convenía vivir con un hombre así
Pero la garantía del amor pasado, me era suficiente
Para caer ciega y sorda, confiando en su corazón herido.



Bebimos
Fumamos
Hablamos en silencio
Y finalmente recorrimos el paisaje incierto de la piel
Con el tacto tembloroso y la respiración acompasada.

Volamos
Soñamos
Nos encendimos
Y fuimos luz en la oscuridad
Dos seres nocturnos, sin licencia, sin ver
Nos estrellamos en un abrazo finito.

Nos escondimos
Nos alejamos
Callamos
Y finalmente huimos uno del otro
No fuimos capaces de continuar.
Cobardes, infantiles, humanos.

Nos conocimos todo
Pero por poco tiempo
Nunca supe si mentíamos
Ni que ha sido de él ahora,
Pero lo amé
Lo suficiente para irme una noche
Y no volver jamás



No hay comentarios.: