Entrada 107: De donde la locura comienza

Igual que las orugas. Casi lo mismo pero sin la certeza de saber en que te conviertes.


Un día encontré un libro, hablaba sobre un príncipe y una golondrina... muy raro, pero no pare hasta terminar de leerlo. Quizás ese no fue el principio.

Quizás fue cuando por las tardes, el sol entraba en la sala, y mi madre se sentaba en el sillón rojo y me leía; y yo la observaba con su vestido rojo con puntos negros, menuda, chiquita, con sus piernas con medias, y su pelo largo.

No así,no fue.

Mas bien fue cuando por descuido y abandono me apiadé del librero en casa de mi abuela, un librero que mis erráticos tíos habían llenado, de libros de texto, novelas rosas, cuentos eróticos, revistas viejas, escritos amarillos, y yo sin preferencia alguna, me bebí cada una de sus letras.

No se cual fue. Pero después de eso, comencé a escribir. Escribía en las clases aburridas, al final de los cuadernos que poco recibían de las materias que tomaba, pero mucho de lo que era, soy o me convertí. En la prepa, escribía anonimamente en una revista, con esa infantil creencia de no exponerme. Ni poeta, ni novelista best seller, ni siquiera escritora, nada. Eso nada.

¿Por qué poner una etiqueta, a la invasión de palabras que sufro? A mis textos llenos de errores ortográficos y de sintaxis. Con seres tan ambiguos, con trozos de ficción y realidad, porque finalmente yo nunca podría escribir de lo que no sé, quien puede inventar tanta palabra compleja.

Miss B. dice que quizás este sea un manual para llegar a mi... quizás si quizás no, quizás todo esto sea mentira pero tu que lees sabes que no.

POESIA
De noche mientras la vecina penetraba la noche,
abriendo las piernas al amor
en la esquina de mi casa.

De noche mientras convidaba a la luna
a entrar por la ventana que nunca cierro
esperando que algún día llegues.

De noche
mientras me iluminaba la luz incandecente
de tus palabras.

De noche me invento
me reinvento,
hago y deshago,
formo y destruyo,
dardo con veneno,
besos fríos,
y la puta certeza
de que nada está ganado
solamente esta noche y la muerte.


Comentarios

El Anónimo dijo…
Señores pasajeros, de nuevo abrochen sus cinturones.



A su derecha podemos apreciar:
una nube.

A la izquierda solo:
el cielo.



Fin.
Alchemist dijo…
saludos..

Ta bueno el comentario de anonimo !! jajaj
ka! dijo…
No es la primera vez que digo que los bloggers somos una suerte de "seres con manual", yo digo que sí, pero que muchas veces tenemos funciones ocultas que no se leen a simple vista en el texti...

Enorme mi alma. Sabe que le adoro.
mIkE dijo…
Alguna vez lo dije y hoy lo repito, los escritores y los que prtendemos serlo somos pura mala leche
**aeromusa** dijo…
Anonimo;
a que conoce los aviones de madera
Beso coincidencia

Alchemist
saludos a ti...

Ka!
Lease antes de usarse... lastima que les de flojera leer... sheit
Te kello mialma

Mike
Pretenciosos y altaneros.Juntapiedritas, come-cuandohay... no no
una chulada que semos que son ... yo quien soy?
Besos confundido

Entradas populares