el primer dia del otoño




Otoño siempre me ha parecido una estación apropiada para hacer cualquier cosa. Desde los encuentros fallidos de los amores predestinados, esos amores que desperdiciamos por el miedo de saber lo que somos; hasta volverme adicta a las cápsulas de ti, esas recetadas cada 12 horas para calmar la ansiedad, de esas que gustosa tomaría todas hasta morir de sobredosis.

Otoño es una estacion apropiada para ir con el medico y tratar de sanarme la hipocondría, decirle, por ejemplo que me duele todo, a veces tu nombre, a veces haber nacido, a veces los adjetivos y verbos que me pegaste sobre la espalda y las piernas, a veces recordar triste el cenicero que acumula cigarros muertos.

Otoño es una estación como todas, con salidas continuas y llegadas retrasadas adióses y regresos, un anden con toda la melancolía revuelta entre maletas y salas de espera.

Hoy es el primer día de otoño y siento perfectamente como me deshojo a cada pensamiento, de esos que te asaltan en la cama cuando mas profundo duermes, me deshojo a cada mentira escrita, cada día de otoño renazco con la aurora, y mientras caen las horas el diablo se me mete dentro, dentro, mas adentro, penetrandome cada hora de octubre el diablo que llevo dentro. El mismo diablo que me dice lo que pude haber sido y no soy porque finalmente soy la misma del otoño pasado con mas y menos, con los ojos inundados. Esperando a que regreses antes del verano.

Otoño siempre sera un mes apropiado para recordarte...

Comentarios

Tambien el concierto para Otoño de Vivaldi está bien chido!. La frase se la fusilé a Bob Dylan de la canción Standing In The Doorway que dice:
Today it’s movin’ too slow.
Don’t know if I saw you if I would kiss you or kill you.
It probably wouldn’t matter to you anyhow.
Saludos y abrezos tambien!
Me gusta el otoño, ni frío ni calor, un poco más frío pero soportable, celebramos halloween, hay buenos colores en el cielo y uno tiene una predisposición para entrarle a la nostalgia (bueno, esa está presente casi todo el tiempo, pero en otoño uff!).
Ah, y gracias por el link
Daniel Franco dijo…
Hola, me gustan tus textos. El 23 de Septiembre es el cumpleaños de mi hermana, el plan original de mis padres era llamarla así, Otoño, y no sé, me agrado leerte, apesar de lo lúgubre. Un saludo.
**aeromusa** dijo…
Arturo:
Otoño me duele como cello entre las piernas, vibrando con una melodia nostalgica por las hojas secas.

beso poetico (hahahahaha)

Francisco:
a mi me hubiese gustado llamarme Otoño... y ser templada en todo momento, aunque ahora se que los excesos no son tan malos...
beso extralimitado

PD: no hay tal

Daniel:
Hahaha gracias por leerme.
Besos lugubres.

Entradas populares