de como un domingo infernal se convirtio en risa...

Nada. Que los domingos casi es siempre nada. Estornudos y una tos pretenciosa da alas a mi hipocondría. El sol juega a ser gris y amarillo huevo, no cabe duda que los dias se ponen raros, cuando una nueva crisis económica asoma su nariz puntiaguda, me pregunto por que nos preocupa tanto la economia en un pais en el cual solamente hemos vivido en crisis, casi a los treinta y toda la vida he vivido en crisis me preocupa no saber distinguir la bonanza si es que esta algun dia llega.

Me han rolado con algo de "joy", pero como toda adicta en control de sus adicciones (aja) me niego a fumar estando sola. La unica vez que lo hice se me derritieron los rostros de las fotografías, no me dio miedo pero si una risa incontrolable... ha!

Entonces llega un mensaje de esos mandados por los dioses, o por amigos ociosos que poco tienen que hacer, "ven ven Juan caminante nos espera", yo no queria tomar ni siquiera hablar, pero el flavio se antojaba. Salgo de casa sin paraguas, odio decirlo, pero siempre pierdo los paraguas, entonces lo dejo pero agarro el aipod de Yeyo, espero no perderlo porque entonces si lloveran pelos en horrorosas cantidades. Llego a la central de autobuses, lo cual me remite a muchos desencuentros y arribos, encuentros y partidas. A veces pienso que la vida seria mas sencilla si no buscaramos la estabilidad tan afanosamente y se nos asignara por defaul conocer cada estacion de autobuses en el estado, pais o continente.
Algun dia pienso...

Mando msj para que pasen por mi, es entonces cuando maldigo no tener un auto, aunque la mayoria del tiempo no me hace falta, pero el lugar esta lejos, y no hay mas remedio que esperar. Joy Division, Mars Volta, Radiohead, John Lee Hoocker, el chipi chipi y la gente despidiendose o saludando efusivamente. Pienso que estos lugares magicos nunca deberan morir. Salgo a fumar, total es domingo y no hay vigilancia y Hoocker aspero y minimalista me insita a hacer... un, dos, suficiente. Esta fuerte y podria no ceder facilmente. El auto llega, una chica amable que no conozco, maneja y mi amigo habla de su ultimo ensayo, supongo que asi se platican los ensayos, con las palabras derritiendose por la boca, claro, mi amigo estudia filosofia y letras asi debe ser. La chica me pregunta que tengo, le confirmo que nada solo algo de sed.

El lugar vale la pena, los 30 mins en carretera valen la pena. El lugar es verde, huele a tierra mojada, a grillos gritando, a un rio revolcado llevandose ramas y tierra. Saludo a todos los que se dejan, los otros miran un ahuehuete que está al pie del río. S. ha trepado unos 3 o 4 mts. todos la miran preocupados, ella descalza sobre las ramas parece conversar con el árbol, anda feliz. Pienso que estara bien. Me alejo a recorrer el lugar, descubro columpios llenos de ramas y un estanque con lagarto incluido, saco el flavio y me digo que uno o dos mas, y este domingo estará salvado...

Comentarios

· dijo…
por ahí escuché que los domingos es cuando mas apetecible resulta suicidarse.
:)
**aeromusa** dijo…
-
Inevitablemente... a veces tambien los miercoles por la tarde cuando la nostalgia arrecia...
beso suicida

Entradas populares