Carta sin matasellos...




Querida Kiddo:

Me he encontrado con la novedad de que has huido, que dejaste esta loca ciudad de polvo y sangre para huir a los brazos de otra u otro; sinceramente en tu caso ya no se qué esperar, así que ambas o una pueden ser las opciones que tomaste; quizás sea por eso que me resultas tan fascinante, y es que a pesar de que yo soy tu sombra, tú me resultas mas oscura y misteriosa de lo que yo (sombra al fin) puedo ser. Querida Kiddo, tú eras mi amor moneda, a cara o cruz, una violeta violenta, un ave de mal agüero sin ojos a punto de elevar el vuelo.

Recuerdo nuestro primer encuentro, ¿lo recuerdas tú Kiddo? Recuerdas ese punto en esta ciudad de caos, locura esquina tristeza, era un lugar sucio y mal iluminado, una calle llena de personajes extraños a los que tú no hacías el menor caso, te miré un rato tratando de intuir cual sería la primer frase que mencionarías, pero no me atrevía a hablarte, sabía tu nombre (o lo que creí que era tu nombre). Finalmente una anécdota tonta, robada de un cinematógrafo fue el pretexto para iniciar este diálogo absurdo que nos llevó por un interminable laberinto de no poesía... de antipoesía

Kiddo, extraño llamarte en una noche sin horas, para contarte que mi mejor amigo me dejó solo en el sofá mientras él usurpaba mi cama para satisfacer su lujuria sobre una mujer cualquiera. O para pedirte que me recomendaras una película en un sábado casi domingo. Siempre me sorprendió que estuvieses despierta en los mismos momentos en que yo me hundía en alcohol o cualquier otra sustancia para darle rienda suelta a la melancolía y con la misma lucidez que demostrabas en cada carta. Confieso que estuve a punto de enamorarme de ti pero hiciste lo correcto en ese momento, al decirme que no creyera todo lo que leía. De repente mutaste, te fuiste con tus pasos cortos pero rápidos. Dejándome en una total incertidumbre sobre tu paradero, quizás aun te encuentras aquí y solo que yo no te veo, o quizás no deseabas decirme abiertamente que me habías olvidado y no querias mas contarme cuentos por las noches… no lo sé.

Esta carta Querida Kiddo, es tan solo para confirmarte que a pesar de tus esfuerzos te pienso, te sueño, y a veces sin proponérmelo, aun suspiro con los anti-poemas que me contaste en una noche con luna y ventanas abiertas.

Te confirmo que un te espero, como esa noche en que no pense en encontrarte. Tenias razón la vida es un conjunto de coincidencias…
Sinceramente
D.

Comentarios

espina diminuta dijo…
ho, ! deberia estar haciendo una animacion ahoramismo, pero necesitaba leer, ya sabes siempre me consuela el alma...
salud!
Dr. Kenzo Tenma dijo…
¿Más café?… quiero más café mientras leo esto.
mIkE dijo…
Extrañar al (A LA) mejor de los amigos (as) es una de las emociones más hermosamente crueles que existen el mundo. Todos los amigos de antaño estan lejanos y yo perdido al norte del olvido. Un abrazo intoxicado (solo de Vodka por el momento)
ka! dijo…
....sigo insistiendo que Mike es medio dramas...

Y que siempre habrá gente que se entraña y que uno no sabe si realmente se encuentran cerca...caso contrario a Ud. q siempre la tengo cerca.
**aeromusa** dijo…
Pequeña Espina:
Espero sea tinto a tu salud. Animar, vaya que siempre logras hacerlos... yo a ud la quiero
besos espinados
**aeromusa** dijo…
Dr.
El café debe curar algo, sino el alma al menos si un ventrículo del corazón. con olerlo tengo, como cuando te enamoras de verdad... no?

Besos cafeteros
**aeromusa** dijo…
Mike:
Me he llenado de extrañar, que ahora vivo entre extraños... amo amar lo que no conozco y enomarme de lo mismo... a veces pienso que no extraño por que siempre esta conmigo... no se
Tambien ando intoxicada...

Besos guiskilukan
**aeromusa** dijo…
Ka!
ud es una amor... el drama lo traemos en la venas y es pa sentirnos menos normales, yo se que esta aunque extrañe... yo se que ud esta y con eso basta...
beso extraño

Entradas populares