Misterios Gozosos I

Pos iba mas o menos asi...

Vengo a ti con la religiosidad de siempre. Imperfecta, pecadora y arrepentida. Solo así puedo acercarme un poco a tu misterio milagroso. Te rezo de labios, de palabras, de cuerpo y alma, de escucharte, de soñarte, de pie, hincada, moribunda, loca, incrédula, y sin embargo este es mi acto de fe.


La anunciación


Y estaba previsto, que me perdiera en la calles mojadas, esas que recorro cada noche cuando me alejo de mi misma, en donde las putas, me prenden un cigarro, y los borrachos me devuelven una sonrisa cuando les doy una moneda. Como el amor moneda.


Hace mucho hablé con un asesino sobre los amores moneda. Son fáciles de llevar en el bolsillo derecho del pantalón o la camisa, dentro de la bolsa o la mano. También son fáciles de perder, intercambiar, u olvidar. Y por el simple impulso del pulgar, al ser lanzados al viento, por azar, por inciertos, por fatalidad o casualidad, cambian, te dejan o te golpean la frente y la nariz.


En eso pensaba caminando por las calles mojadas, por los callejones de las putas, los vagos y borrachos. Y de repente, así llegó la anunciación, una moneda a media calle, iluminada apenas por el fulgor de un lejano farol. Una moneda, con la inicial de tu nombre grabada en ambas caras.

Comentarios

ka! dijo…
...de Putas:

- No mencionemos hoy el poema de sabines....para qué!?..el mero acto de canonizarlas no está en discusión..

de Moneda:

En economía dicen que la moneda mala desplaza a la buena. Quesque al parecer la gente preferira seguir pagando con pesos que con centenarios, porque por lo general la moneda "buena" se atesora..la mala seguirá en circulación...y al final..esa le da valor de uso...más allá del valor de cambio, sino!..compremos en un oxxo un six con onzas troy!...

Así son pues los amores monedas...yo me he quedado por años con las malas...quizá solo pocas veces he atesorado a las buenas...dice mi amigo MiKe que luego tengo un problema de "diferenciacióN"....yo digo q solo he estado perdido...

...esa mezcla wapachosa!...dónde has estado en mis últimas noches de bailoteos patronales??...weeeeeepppa !!!
mIkE dijo…
"los amores moneda (...) Son fáciles de llevar en el bolsillo(...). También son fáciles de perder(...)"

En resumen, ¿Por que putas jugamos al amor, si se puede comprar o terminamos pagando por el? (Con la perdida que implica)
**aeromusa** dijo…
Ka!:
Invita al baile!!!

Mike:
Yo lo atribuyo que vimos de manera indiscriminada las novelas de Telerisa y nuestra vena judeocatólica siempre presente aun con los ateos. Aunque los subnormales le dirian a nuestro gusto masoquista. Amén
T3Mo dijo…
Blagh, amor? k es eso?
mIkE dijo…
Telenovelas? Please don't say that in plural...
**aeromusa** dijo…
T3mo:
Pos algo asi como que si pero no, pero luego a veces si pero tampoco... creo que no sé ha!

Mike:
ash a poco no, esta bien. No todos, entonces? acepto teorías

Besho
Carlos Huesini dijo…
Esa noche no llevaba conmigo las suficientes amor monedas para haber solicitado un privado a la musa que habia bailado derramando sensualidad ante todas esas miradas cargadas de lujuria que no perdían detalle.

Es probable que de haber tenido un par de esas monedas poco usuales no las hubiese aceptado ya que las musas de esos sitios prefieren el plastico o papelito.

Mejor donarlas a un briago o un adicto para calmar sus ansias y contener las mías.
**aeromusa** dijo…
Carlos:
Si, lo mismo digo. Aunque no deberías subestimar a las musas de altos vuelos de rehilete...

Yo las voy dando, y a veces pido un trago a cambio. Lo de calmar las ansias, es complicado.
smuak!
Luis Ricardo dijo…
Una imagen típica de sueño.
La mentirosa dijo…
¿Por qué putas? ¿jugamos al amor? Sí, se puede comprar, o terminamos pagando por él!...

Furia?, lujuria?, etruria? que otros anoten el NO de la violación ; PREFIERO DEJARTE IR, tarquino ausente....**
**aeromusa** dijo…
Luis Ricardo:
el amor... seee por cierto me gustan sus dribujos

Mentirosa:
Yo creo que jugamos porque no tenemos nada mejor que hacer. Yo ya me quedé sin monedas... no me presta unas?

Besos palomeros

Entradas populares